Recetas
Dulces / Saladas / Tragos / Sin T.A.C.C. / Tips / Azucaraditos
Helado de mandarinas

Helado de mandarinas

Qué rico este Helado de mandarinas! Un sabor increíble logrado con Azúcar Ledesma.

Ingredientes para preparar los Helado de mandarinas:

  • Jugo y ralladura de 6 mandarinas
  • 1 litro de crema de leche
  • 8 yemas
  • 300 g de Azúcar Ledesma

Preparación:

  1. En un recipiente a fuego bajo, poner el jugo y la ralladura de las mandarinas con la mitad del Azúcar Ledesma. Dejar reducir hasta que reduzca a la mitad. Enfriar y reservar.
  2. Por otro lado, batir las yemas con la otra mitad del Azúcar Ledesma hasta que cambien a una coloración más clara.
  3. Llevar la crema al fuego y calentarla. Antes de que hierva, volcar la crema sobre las yemas blanqueadas, mezclar e integrar. Volver a llevar al fuego toda la preparación, revolviendo con una cuchara de madera con movimientos en forma de ochos hasta que espese, cuidando que siempre el fuego permanezca bajo.
  4. Dejar enfriar la reducción de mandarinas y la preparación de crema y yemas.
  5. Una vez frías, mezclar ambas preparaciones hasta integrar y llevar al freezer hasta que tome una consistencia sostenida y cremosa.

Receta de Silvia Valdemoros.


Azúcar Ledesma es la Evolución del Azúcar


Helado de mandarinas Azúcar Ledesma RUBIO MASCABO

RUBIO MASCABO

Con una textura y sabor únicos.
  • Como tiene mayor presencia de fibras, minerales y vitaminas, propios de la caña, es más oscura.
  • Muy rica y natural.
Helado de mandarinas Azúcar Ledesma CLÁSICA

CLÁSICA

El azúcar clásico que te acompaña desde hace 110 años.
  • Pura caña argentina.
  • Ideal para cocinar todo lo que te gusta.
Helado de mandarinas Azúcar Ledesma LIGHT

LIGHT

El sabor de siempre, la mitad de calorías.
  • Solo necesitás la mitad, para endulzar lo mismo.
  • Es ideal para cocinar, tanto preparaciones frías como calientes.
Helado de mandarinas Azúcar Ledesma 0% CALORÍAS

0% CALORÍAS

Todo el sabor de siempre.
  • Utilizamos sucralosa.
  • Sirve para cocinar, ya que la sucralosa mantiene sus propiedades al estar expuesto al calor, es decir sigue endulzando.